Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Skip to main content

Comparte

Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad reumática autoinmune que provoca inflamación y dolor en distintas articulaciones.

Vida Profesional

La artritis reumatoide puede afectar a la vida profesional ya que resulta difícil trabajar cuando hay dolor, fatiga o una limitación en la movilidad de las articulaciones.

Debes saber que no es obligatorio informar en el trabajo sobre tu enfermedad, es una opción personal. Algunos pacientes con enfermedades reumatológicas como la artritis reumatoide pueden tener miedo a informar por las repercusiones que pueda tener. Puede ser difícil de gestionar, obligando a confiar en la comprensión de los compañeros de trabajo o, por el contrario, encerrarse en uno mismo.

El miedo a hablar del tema puede ocasionar una relación más difícil con los compañeros, malentendidos por los cambios de humor causados por las recaídas y por las bajas laborales recurrentes. Por otro lado, explicar la situación permite encontrar soluciones junto con compañeros y superiores.

vida profesional

Seguir estrictamente el tratamiento prescrito para la artritis reumatoide permite reducir los síntomas como el dolor en las articulaciones, la inflamación y la fatiga. De esta forma, puedes recuperarte y sentirte mejor en el trabajo. Además, estos consejos sobre trabajar con artritis te pueden ayudar.

  1. Organiza el espacio de trabajo
    Un espacio adecuado para trabajar es esencial para cuidar las articulaciones. Si trabajas sentado frente al ordenador, es importante que coloques el monitor frente a ti, mantengas una distancia cómoda entre la silla y el teclado, con los brazos relajados y los codos en ángulo recto.
  2. Adapta el ritmo de trabajo
    Mantener un ritmo de trabajo razonable, sin agotarte, es aconsejable para controlar la fatiga. Optar por el teletrabajo, si es posible, y reducir las horas de trabajo te ayudará a sentirte menos cansado. También puedes dividir las tareas grandes en varias de pequeñas para repartirlas a lo largo de la semana.
  3. Protege tus articulaciones
    Para cuidar las articulaciones, alterna entre actividades de pie y sentado y muévete, así evitas ejercer demasiada presión sobre ciertos músculos y articulaciones.
  4. Mantén una buena postura
    Si trabajas sentado, es recomendable mantener el cuello, la espalda y las extremidades rectas y sin tensión. Si trabajas de pie, usar un reposapiés puede ayudarte a reducir la presión en la zona lumbar. En todos los casos, es mejor llevar calzado cómodo y evitar los tacones.
  5. Cuidado al cargar peso
    Si tu trabajo requiere mover objetos pesados, usa un carrito para no ejercer demasiada presión en espalda, brazos y piernas.

No dudes en consultar con el médico cualquier duda que tengas sobre artritis y tu trabajo.

vida profesional

 

Vida Profesional

Más noticias

Cuerpo
Higiene Bucal
La relación entre artritis y alteraciones en los dientes no siempre es evidente
Vida
¿Qué es la artritis reumatoide?
Lo explica en un minuto la doctora Elisa Trujillo, reumatóloga del Hospital Universitario de Canarias en Santa Cruz de Tenerife.
Vida
¡Descubre Sidekick!, una aplicación centrada en los pacientes con artritis reumatoide
Sidekick es una aplicación diseñada para pacientes con artritis reumatoide y que ha sido desarrollada por nutricionistas, profesionales de la salud y del deporte