Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Skip to main content

Comparte

Enfermedad de Crohn

La enfermedad de Crohn (EC), también conocida como síndrome de Crohn, es una enfermedad inflamatoria crónica de origen autoinmune, que se agrupa dentro de las Enfermedades Inflamatorias Intestinales (EII). ) junto con la colitis ulcerosa. Puede afectar a cualquier parte del tubo digestivo, desde la boca hasta el ano, aunque es más habitual en la parte final del intestino delgado y el inicio del colon. Los síntomas pueden ser muy diferentes de un paciente a otro.   

Alimentacíon saludable para pacientes con enfermedad de Crohn

Cuidar alimentación es importante para mantener una buena salud, especialmente las personas con enfermedades inflamatorias intestinales, como la enfermedad de Crohn

En este sentido, los principios de alimentación saludable para la población general también son recomendables para pacientes de Crohn en periodo de remisión y si no hay complicaciones que lo impidan. 

piramide

(incluir imagen pirámide alimentación Fuente SENC) http://www.nutricioncomunitaria.org/es/noticia/guia-alimentacion-saludable-ap (díptico)

Una buena guía para llevar a cabo una alimentación equilibrada y saludable es la pirámide de la alimentación. En este gráfico aparecen los distintos tipos de alimentos que debemos tomar a diario. Además, es conveniente seguir estos consejos: 

  • Comer entre 4 y 5 veces al día con horarios regulares
  • Comer despacio, masticando bien y en un entorno tranquilo. 
  • Priorizar las cocciones al vapor, hervidos, horneados y salteados con poca grasa y poca sal. Utilizar preferentemente aceite de oliva tanto para aliñar como para cocinar.  
  • Hidratarse bien con un consumo abundante de agua, infusiones, caldos, etc. Evitar los refrescos azucarados.
  • Evitar las bebidas alcohólicas de alta graduación y moderar mucho el consumo del resto de bebidas alcohólicas. 
  • Practicar ejercicio físico moderado a diario. 

Además, en el caso de padecer la enfermedad de Crohn en remisión hay que tener especialmente en cuenta que: 

  • Hay que evitar alimentos que no se toleren bien. 
  • La leche y derivados lácteos, como yogur y queso, son recomendables para un consumo diario. En caso de intolerancia a la lactosa, se pueden consumir productos lácteos sin lactosa.
  • Las verduras, frutas y legumbres deben ser la base de la alimentación. Hay que consumirlos en cantidad y variedad. 
  • Hay que reducir el consumo de carne roja a una ración cada dos semanas. En cambio, se deben priorizar las carnes magras y blancas y el pescado tanto blanco como azul. 
  • No hay que eliminar el pan y otros cereales de la dieta y es mejor que sean integrales. 
Crohn

Más noticias